BLOG

Decálogo para organizar una boda perfecta

Blog

Decálogo para organizar una boda perfecta

Decálogo para organizar una boda perfecta

Generalmente, la organización de una boda conlleva muchos meses de preparativos, ilusión y también trabajo. Mucho trabajo de gestión, búsqueda de ideas, proveedores y mil detalles que darán forma a la celebración que deseáis: íntima, multitudinaria, en el campo, en la playa o en un lugar histórico. Las alternativas son casi infinitas, pero como el presupuesto y el tiempo normalmente no lo son, aquí tenéis diez trucos básicos para organizar vuestra boda soñada sin perderos en la vorágine que puede llegar a representar su organización.

1. Definid qué boda queréis y podréis empezar a planificarla.
Este es el primer paso, si deseáis organizar una boda con coherencia, acorde a vuestros gustos y vuestra personalidad. Consultad webs, foros, inspiraos, pero no dejéis que otros decidan por vosotros. ¡Es vuestra boda y ese día debéis organizarlo a vuestra medida!

2. Los imprescindibles, primero.
Lo más importante es decidir cuándo y cuál será el lugar en el que deseáis organizar la ceremonia. Estas dos respuestas serán la base para la organización de la boda; después ya podréis pensar en los detalles.

3. Estableced un calendario ¡y cumplidlo!
Gestionad bien los tiempos. Si no planteáis bien los plazos, tendréis problemas con la organización de todo lo relacionado con el gran día. Son muchos aspectos a tener en cuenta, encargos que deberéis realizar con cierta antelación (fotógrafo, vestido, regalos para los invitados, alianzas, viaje de novios…) y, en este sentido, estar tranquilos os ahorrará mucho estrés y disgustos innecesarios el día de la boda. Sed previsores. Así podréis disfrutar de esos momentos sin ninguna preocupación.

4. El menú, otro de los puntos principales.
El menú de la boda es otro de los puntos importantes a tener en cuenta. Establecer un presupuesto inicial para el menú nos ayudará a no excedernos demasiado en la previsión final de gastos y a poder plantear mejor otros aspectos de la boda. Aunque todo sea importante —y es innegable que los detalles marcan la diferencia—, lo cierto es que no podemos permitirnos descuidar en ningún momento la calidad del menú, porque es uno de los pilares fundamentales de la celebración. La oferta gastronómica en España es muy variada y se adapta a cualquier gusto y bolsillo. ¡Así que no hay excusas que valgan!

5. La decoración, un gran aliado para crear la atmósfera perfecta.
El ambiente que creéis el día de vuestra boda es muy importante: mobiliario, vajilla, flores, atrezzo y centros en las mesas, guirnaldas para las fachadas o jardines, iluminación, focos en la zona de fiesta, etc. Todo deberá estar en armonía para definir ese día y hacer del lugar de celebración algo vuestro.

6. Apostad por lo atemporal.
Las tendencias y las modas pasan, son efímeras, así que sed fieles a vosotros mismos y apostad por una boda personalizada, hecha a vuestra medida y que esté en armonía con vuestro estilo. Cuidad los detalles para que el recuerdo de ese día tan especial sea eterno y cuando echéis la vista atrás sigáis creyendo que fue una boda atemporal y propia.

7. Música en directo y clases de baile.
Tanto en la ceremonia como durante el cóctel, la cena y, finalmente, para el baile, la música en directo es una apuesta segura. Nuestro consejo es que invirtáis en ella para crear un ambiente especial ese día en el que las emociones estarán a flor de piel. No sólo sorprenderéis agradablemente a los invitados, sino que vosotros mismos viviréis ese día con mucha más emoción y alegría. Si podéis tomar unas clases básicas de bailes de salón o de cualquier estilo que os guste, ¡la sorpresa será mucho mayor cuando llegue el momento del primer baile!

8. Ultimad todos los detalles y dejad poco margen a la improvisación.
Reservad las últimas semanas para revisar a fondo todos los detalles con el fin de no dejar ningún cabo suelto, que después pueda suponer un problema de última hora. Todo lo que pueda detectarse a tiempo, podrá ser subsanado: prueba de menú, peluquería, ramo de novia, alojamiento para los invitados que vengan de fuera, horarios de autobuses, documentación para la luna de miel, cierre de la lista de asistentes y ubicación de los invitados en las mesas… ¡No os olvidéis de ningún aspecto de esta larga lista y todo irá sobre ruedas!

9. La naturalidad, vuestra mejor baza. ¡Sed vosotros mismos!
Aunque todas las ceremonias y eventos tienen un cierto protocolo, si queréis vivir de verdad el día de vuestra boda, no es recomendable la rigidez. Lo ideal es mantener la tranquilidad y una actitud relajada durante toda la boda; así disfrutaréis al máximo de todo, tanto vosotros como vuestros invitados. Ese día está permitido reír, llorar, abrazar, besar, saltar y bailar. No os perdáis ni uno solo de los momentos de ese día porque serán irrepetibles.

10. No lo dudéis: contratad un wedding planner.
Contratar un wedding planner no es algo 'elitista' o pensado solo para las bodas de las celebrities o los 'royals'. Contar con su servicio es muy asequible y garantiza una planificación detallada y profesional de todo lo relacionado con la boda. Y lo más importante: la tranquilidad de que tendremos ayuda y un gestor especializado, que está acostumbrado a tratar con proveedores del sector. Su presencia, por supuesto, no significa que vosotros no podáis implicaros en la organización, sino todo lo contrario: lo haréis contando con un profesional que ejercerá de «director de orquesta» para que ese día todo salga perfecto.

¿Estás pensando en preparar la boda de tus sueños? Para ésta o cualquier otra ilusión o proyecto que vayas a abordar, cuentas con todo el apoyo de CaixaBank Consumer Finance, que te ofrece sus líneas de crédito, préstamos o tarjetas para hacer frente a todos los gastos necesarios con toda tranquilidad y de la manera más cómoda. Tú sólo tendrás que preocuparte de disfrutar. Del resto, se ocupa CaixaBank. Infórmate aquí


Descarga nuestra app