BLOG

Ventajas de viajar en temporada baja: cómo disfrutar de unas vacaciones diferentes

Blog

Ventajas de viajar en temporada baja: cómo disfrutar de unas vacaciones diferentes

Ventajas de viajar en temporada baja: cómo disfrutar de unas vacaciones diferentes

Pernoctar en un hotel por mucho menos de lo que cuesta normalmente, encontrar vuelos a mitad de precio, o disfrutar de las atracciones turísticas más famosas del mundo sin hacer largas colas son solo algunas de las ventajas de las que disfrutarás si eres de los que pueden (o quieren) organizar sus vacaciones fuera de temporada.
La inmensa mayoría de la gente viaja durante los meses de verano, entre los meses de julio y septiembre, que coinciden con la temporada alta. Si tú puedes permitirte salir fuera de estas fechas, encontrarás no solo muchos mejores precios en los billetes de avión, tren o autobús, sino también más tranquilidad, menos aglomeraciones (y, por tanto, mayor seguridad), menos atascos, menos tiempos de espera y mejores alojamientos por un coste mucho menor.
Aunque tradicionalmente el turismo español siempre ha sido estacional, y la mayoría de los viajes se realizan en la temporada estival, si puedes hacerlo, evita los meses de verano, días festivos y puentes y viaja durante el resto del año: entre enero y mayo, por ejemplo, o a partir de octubre y hasta mediados de diciembre.
Ser flexible con las fechas permite, por ejemplo, darse el capricho de dormir en un hotel normalmente fuera de nuestro alcance, sin arruinarse. Un truco sencillo a tener en cuenta: los hoteles de ciudad suelen bajar sus precios entre semana, cuando no están ocupados por trabajadores, eventos o reuniones, mientras que los de campo y las casas rurales bajan sus tarifas los días laborables. Los hoteles de costa, en esta misma línea, ofrecen interesantes promociones en los meses menos cálidos.
Las aerolíneas también ofrecen promociones de invierno (normalmente entre primeros de diciembre y mediados de marzo). Aunque durante esos meses algunas líneas y destinos concretos no se ofertan, a cambio podremos hacernos con billetes de avión a precios irrepetibles el resto del año.

Si lo tuyo es el esquí y la nieve, también debes saber que a partir del mes de marzo podrás encontrar importantes rebajas, tanto en los alojamientos como en el acceso a las pistas y los remontes de las estaciones. Aunque en esa época el estado de la nieve puede correr peligro en algunos lugares, existen otros en los que la práctica de este deporte está garantizada hasta mayo e incluso junio. Busquemos esos destinos y disfrutemos de ellos con menos aglomeraciones y mucha más tranquilidad.

Si puedes planificar tus vacaciones en otoño, entonces los mejores destinos serán ciudades como Londres, París, Barcelona o Nueva York; urbes en las que, durante esta temporada, tendrás a tu disposición la mejor oferta cultural y de ocio del año: compras, teatro, música, exposiciones, mercadillos, todo ello sin saturación de turistas.

Ya lo sabes, si buscas unas vacaciones diferentes, más baratas, más tranquilas, en alojamientos con baja ocupación y más asequibles, mejor servicio (mejor que en temporada alta, cuando no te atenderán igual, seguro), sin ajetreo, y con playas y piscinas solo para ti, apuesta por planificar tu viaje lejos de la temporada alta. ¡Acertarás!


Y si quieres disfrutar de esas vacaciones con la mayor tranquilidad, cuenta con las coberturas que te ofrece CaixaBank Consumer Finance para este o cualquier otro proyecto o ilusión que tengas en mente. Nuestras líneas de crédito, préstamos personales y tarjetas te ayudarán a planificar todos tus gastos y tú solo tendrás que preocuparte de disfrutar. Del resto, ¡nos encargamos nosotros! Infórmate aquí


Descarga nuestra app