BLOG

Línea de crédito, la oportunidad de cumplir ilusiones.

Blog

Línea de crédito, la oportunidad de cumplir ilusiones.

Línea de crédito, la oportunidad de cumplir ilusiones.

Las líneas de crédito son una interesante forma de financiación para particulares que permite disfrutar de la cantidad de dinero que necesitemos, en el momento en el que lo necesitemos, pero, sobre todo, son una manera sencilla de cumplir las ilusiones de nuestro día a día, gracias a una financiación flexible que está a nuestra disposición en todo momento.

La flexibilidad es una de sus numerosas ventajas, ya que nos aporta un saldo ‘extra’ para afrontar pagos en determinados momentos, causados por algún gasto imprevisto, pero también plantearnos hacer realidad ese proyecto con el que siempre hemos soñado y para el que nunca encontramos el momento (económico) adecuado.

A través de CaixaBank Consumer Finance es posible para cualquier cliente --sin cambiar de banco, ni domiciliar la nómina, ni contratar productos adicionales-- disponer de una determinada cantidad de dinero para utilizar total o parcialmente, de tal manera que el dinero que se devuelve mes a mes vuelve a estar disponible para solicitarlo de nuevo cuando se desee. De esta manera, contamos con la tranquilidad de disponer de un dinero siempre “reservado”. Así de fácil.

La línea de crédito que ofrece CaixaBank Consumer Finance permite utilizar el dinero según sea necesario, y elegir el uso al que se destinará --para importes entre 600 € y 3.000 €--, sin explicar o justificar cuál es la razón por la que se solicita. Además, se trata de un producto que no tiene comisiones de apertura, estudio, mantenimiento ni cancelación, y con el que es posible elegir la cuota que más se ajusta a la capacidad económica de cada uno. Es, en resumen, una manera de contar siempre con un dinero disponible sin costes asociados a la operación.

Si después de esto has decidido que el producto financiero que necesitas es, sin duda, una línea de crédito, tienes que saber que CCF te permite solicitarlo cómodamente desde casa, sin desplazamientos, ni esperas, disponiendo del dinero en 48 horas una vez aceptada la solicitud.

Así de sencillo es contar con un crédito ‘recargable’ en el que, a medida que amortizas, puedes ir solicitando nuevas disposiciones de dinero sin ningún papeleo adicional. Y si en algún momento decides cancelarlo anticipadamente, no tendrás ninguna penalización. ¿Cómodo, verdad?

Las líneas de crédito son, en resumen, una solución asequible, accesible y totalmente adaptada a las necesidades financieras individuales de cada uno. Y si a esto le sumas el seguro opcional de Protección de Pagos --pensado para cualquier imprevisto--,¡no tendrás que preocuparte de nada más!, tan sólo de disfrutar y hacer realidad ese viaje, esa reforma en casa o ese capricho para el que llevas tanto tiempo esperando.

Si quieres más información, sigue leyendo aquí.


Descarga nuestra app