BLOG

Coches autónomos, el futuro del sector del automóvil

Blog

Coches autónomos, el futuro del sector del automóvil

Coches autónomos, el futuro del sector del automóvil

La revolución tecnológica en el mundo del automóvil no ha hecho más que empezar, pero desde hace unos años avanza a un ritmo muy rápido. En esta línea, los coches autónomos —vehículos que no necesitan una persona que los conduzca- son el máximo exponente del futuro de este sector.

La base para su desarrollo son los sistemas avanzados de asistencia a la conducción (Advanced Driver Assistance Systems, ADAS), en los que fabricantes y proveedores de tecnología y componentes del sector del automóvil llevan años trabajando con pruebas exitosas. Por el momento, lo que sí es ya una realidad son las diferentes ayudas a la conducción presentes en cada vez más modelos de coches y que incluyen, por ejemplo, el control adaptativo de velocidad, los sistemas de asistencia al frenado de emergencia o el asistente de aparcamiento, entre muchas otras.

Empresas especializadas en este tipo de tecnología, como Bosch, creen que la conducción automatizada llegará de forma gradual, puesto que se requiere tiempo, no solo para desarrollar toda la tecnología necesaria, sino también para avanzar en materia de adaptación social y superación de las barreras legales que actualmente están vigentes. La previsión de los expertos de esta compañía es que en 2025 la automatización sea total, con una supervisión muy reducida del conductor.

La seguridad es otro de los aspectos importantes a tener en cuenta. Según los expertos, el 90% de los accidentes de coche pueden atribuirse a errores humanos, un dato que los sistemas de conducción autónoma pueden ayudar a reducir en determinadas situaciones.

Según las investigaciones de Bosch, el aumento de la automatización podría reducir los accidentes hasta en una tercera parte, hacer que el tráfico rodado fuera más eficiente y conseguir unos ahorros de combustible de entre un 23% y casi un 40% gracias a la conducción predictiva por autopista, con lo cual disminuirían también los atascos y se ganaría en productividad.

Sin embargo, aún será necesario contar con infraestructuras inteligentes y conectadas para que los coches autónomos funcionen en cualquier circunstancia y también para superar barreras legales, como las recogidas en la Convención de Viena sobre circulación vial delaño 1968, que establece que los conductores deben mantener el control de su vehículo “en todo momento”, ante lo cual, por el momento, la conducción totalmente automatizada no tiene cabida.

¿UN FUTURO COMPLETAMENTE AUTÓNOMO?

Empresas pioneras como el fabricante estadounidense de vehículos eléctricos Tesla esperan comercializar las primeras flotas de coches autónomos en 2019, para lo que ya está realizando pruebas con un nuevo chip que permita incorporar en los vehículos el Autopilot. En septiembre de 2017 ya se encontraba realizando pruebas para su implementación y su CEO, Elon Musk, adelantó que este software podría estar listo el próximo año.

Así, estos vehículos, equipados con sensores de ultrasonido de alta sensibilidad, cámaras y radares que les permitirán “saber” qué ocurre en todo momento a su alrededor y detectar los obstáculos o particularidades de la carretera, recibirán actualizaciones de forma periódica con el fin de contar con un flujo constante de información y ajustes nuevos que mejoren la experiencia de conducción.

El objetivo es que el propio vehículo, de forma totalmente autónoma, evalúe a través de algoritmos y bases de datos toda la información disponible –siempre en tiempo real- para saber en qué momento debe reaccionar y cómo hacerlo. Para Tesla, estos vehículos permitirán "una importante reducción de costes en el transporte y unas carreteras mucho más seguras".

Otro de los fabricantes que está en la “carrera” del coche autónomo, Toyota, acaba de presentar Platform 3.0, su última novedad, desarrollada por el Toyota Research Institute (TRI) y cuyo principal avance es su sistema de sensores, que han aumentado en cantidad y definición para conseguir así mayor capacidad de percepción. Emplea un sistema LIDAR (sistema de medición y detección de objetos mediante láser) con un alcance de 200 metros, que, al contrario que el anterior sistema, que solo funcionaba en dirección frontal, ahora rodea con un ángulo de 360 grados.

Esta innovación fue presentada por el fabricante japonés en CES 2108, la feria tecnológica que cada mes de enero se celebra en la ciudad de Las Vegas y en la que se dan cita las novedades más futuristas de las compañías. Junto a estos avances relacionados con el vehículo autónomo, también se presentaron robots con inteligencia artificial, tecnología microLED para televisores, los portátiles más ultrafinos del mercado o nuevos sistemas de comandos de voz para los aparatos de última generación.

Sea como sea el coche en el que esté pensando tu cliente, en Caixabank Consumer Finance podemos ofrecerte todo el apoyo y el asesoramiento necesarios para potenciar tu plan de negocio y ofrecerle siempre la mejor experiencia de compra en tu concesionario.

Infórmate aquí:


Descarga nuestra app