BLOG

¿Cómo serán las tiendas del futuro?

Blog

¿Cómo serán las tiendas del futuro?

tiendas_futuro

El comercio “más tradicional” es uno de los sectores que mayores esfuerzos está haciendo para adaptarse a la transformación digital. Una transformación que incluye el aumento de las compras online, que lleva varios años suponiendo una fuerte competencia. Si las cifras dicen que, cada vez más, los consumidores optan por comprar por Internet, ¿qué pasará con los establecimientos físicos?, ¿cómo van a ser las tiendas del futuro?

Los expertos coinciden en señalar que los comercios se decantarán por aplicar las premisas que ya se han demostrado exitosas en las ventas online: compras a la carta, muy selectivas y personalizadas. Según datos del Informe IBM Retail 2025, en los próximos años las tiendas físicas experimentarán grandes cambios, evolucionando para ser showrooms  y probadores físicos que complementen a los canales de venta online.

Otra de las predicciones de este estudio indica que los comercios no poseerán grandes cantidades de producto en ‘stock’ en las tiendas, ya que el comprador no se llevará sus bolsas tras la compra. Ese ‘stock’ se centralizará en almacenes externos y desde esos centros de distribución la compra será enviada directamente donde y cuando el cliente quiera.

Y es que las nuevas tecnologías traen al sector cambios en el modelo de negocio, que deberán virar hacia el valor añadido de ofrecer al cliente algo más que productos: tendrán que ser nuevos servicios, experiencias personales y sensaciones especiales que el comprador no encuentre en la compra online y puedan desbancar a la comodidad de comprar desde el sofá de casa.
Para las tiendas físicas será imprescindible la experiencia del producto, un trato personalizado y algunos ‘extra’ que se han impuesto ya, provenientes de países como Estados Unidos, donde las tiendas empiezan a ofrecer una mezcla entre compras y ocio/entretenimiento y ofertan al cliente una copa de champán, zona de cafetería, sofás o zonas de relax, pantallas para conectarse, espacios para niños, etc.

TIENDAS FÍSICAS PERO DIGITALES
Además, las tiendas físicas apuestan, para sumarse a la carrera digital, por avances tecnológicos acorde con las tendencias que ya se imponen en Internet. El probador digital, por ejemplo, ya es una realidad en algunas grandes superficies norteamericanas. El funcionamiento es sencillo: el espejo dispone de un lector del código de la etiqueta del producto, convirtiéndose así en una gran pantalla táctil donde es posible consultar toda la información sobre la prenda escaneada: tallas, colores, modelos e incluso pedir al personal de la tienda otra talla u otro modelo sin necesidad de salir del probador. En España esta tendencia está aterrizando en algunas marcas, por el momento con una pequeña pantalla táctil que es posible encontrar dentro del probador.
Y aunque se prevé que 8 de cada 10 ventas seguirán teniendo lugar en las tiendas físicas al menos hasta 2020, existen proyectos como Amazon Go, que ya ha abierto su primer ‘supermercado inteligente’ en la ciudad estadounidense de Seattle este mismo mes de enero. Con más de 200 metros cuadrados, a la hora de pagar solo es necesario el móvil. A través de la aplicación, los clientes deben escanear todos los productos antes de meterlos en la cesta --no lo hace mediante el código de barras tradicional, sino que detecta la figura 3D del producto para realizar la compra--. El ticket se genera en la aplicación con la cuenta vinculada a Amazon. No hay que pesar la comida, ni esperar colas, y es rápido y muy eficiente.

Teniendo en cuenta estos datos, es evidente que comprar ya no será lo mismo. Y hay que estar preparado. Porque el futuro ya está aquí.

En CaixaBank Consumer Finance ponemos las mejores soluciones digitales a tu servicio para dar un verdadero valor añadido a tu negocio. ¡Elige la tuya informándote aquí!:


Descarga nuestra app