BLOG

Telefonía para empresas: Claves para ponerla al servicio de tu negocio

Blog

Telefonía para empresas: Claves para ponerla al servicio de tu negocio

Telefonía para empresas: Claves para ponerla al servicio de tu negocio

¿Tu empresa tiene el tipo de línea telefónica correcta para el servicio que presta? ¿Qué opción debes contratar para tu nuevo negocio? ¿Puedes ahorrar costes y aumentar funcionalidades en el servicio de telefonía de tu empresa? Si eres empresario o emprendedor, te habrás hecho muchas veces este tipo de preguntas. Y es que escoger algo tan trascendental para un proyecto como el servicio de telefonía entre tantas opciones, sistemas y tarifas, nunca ha sido fácil.
En un mundo tan interconectado como en el que vivimos, lo más importante a la hora de crear un negocio es contar con un buen sistema para comunicarse con nuestros clientes. A esto deben sumarse otros dos aspectos fundamentales: ahorrar costes y garantizar la fiabilidad del servicio, puesto que se trata de sistemas que utilizaremos a diario y de los que dependerá, en muchos casos, la imagen y la reputación de la compañía.

Asimismo, la comunicación entre los propios trabajadores de la compañía —quienes muchas veces ni tan siquiera están cerca geográficamente— es clave; si ésta falla, será muy difícil mantener la coordinación y conseguir que el trabajo en equipo funcione.

OPCIONES DE TELEFONÍA PARA NEGOCIOS

Actualmente existen tres tipos de tecnologías en este ámbito: la analógica, la digital y la IP. La opción de telefonía empresarial que mejor se adapte a las características de tu proyecto o negocio dependerá de varios aspectos.

Lo primero a tener en cuenta será el volumen de llamadas que estimas que va a recibir tu empresa; es decir, si necesitarás un servicio completo de atención al cliente con un gran call center o si, por el contrario, solo serán comunicaciones esporádicas. Además, deberás considerar el origen de las llamadas, ya que las numeraciones son diferentes en función de ello. Lo más recomendable será establecer una numeración que sea «cercana» al cliente, ya que eso le generará confianza.
La telefonía analógica. Son las líneas clásicas de llamadas, pensadas solo para la transmisión de voz, aunque en algunos casos también pueden transportar datos (fax o ADSL).  Este sistema de telefonía para empresas permite una única comunicación por cada línea que se contrate y cada línea cuenta con su propio número geográfico identificativo.

Telefonía digital. Con mayor capacidad de transmisión, ya que la voz y los datos pueden viajar a la vez. Son líneas que forman parte de lo que se conoce como red digital de servicios integrados (RDSI o ISDN, por sus siglas en inglés) y que permiten dos comunicaciones al mismo tiempo de voz o de datos. Normalmente, en estos sistemas, a través de una centralita virtual, uno de ellos se utiliza para las llamadas salientes y otro para las entrantes si uno de los dos sistemas está comunicando.

Telefonía IP. En España son los sistemas de telefonía más utilizados, tanto para pymes como para grandes empresas. Se trata de un canal de voz que se transmite a través de Internet y que es capaz de conectar una centralita con el llamado proveedor VOIP. El número de canales disponibles es tan amplio como permita el ancho de banda. No existen líneas «físicas» como tal, sino una serie de conexiones de datos que permiten realizar las llamadas, y la cantidad de conversaciones que se pueden llevar a cabo es casi ilimitada, ya que no dependen de una línea física. Los diferentes números estarán alojados en la nube y pueden ser utilizados desde diferentes dispositivos en cualquier lugar del mundo. Ofrece grandes ventajas para aquellos negocios cuyos trabajadores se encuentran en diferentes localizaciones.

Además, existen distintas numeraciones para empresas:

    •    Números 900: son números sin coste para el usuario y suelen ser utilizados por empresas que tienen un gran volumen de llamadas. Son habituales en los servicios que, por ley, deben tener un número gratuito, como la luz, el agua o el gas.
    •    Números 901: el coste es compartido entre la empresa y la persona que llama. Son muy utilizadas en gestiones comerciales o administrativas.
    •    Números 902: en este caso, el cliente asume la totalidad del precio de la llamada. Habitualmente son números elegidos por las compañías que ofrecen incentivos comerciales.
    •    Líneas fijas: gracias a las líneas virtuales, estas líneas permiten escoger una numeración de cualquier región española o internacional y no necesitan una instalación de línea física, ya que las llamadas se pueden recibir a través de servicios de VOIP o desviarse a otros números. En estos casos, el coste asociado se reduce de manera considerable con respecto a la línea fija tradicional.

 ¿Ya te has decidido por el sistema que mejor se adapta a tu proyecto? Sea cual sea tu opción, no hace falta que busques más. El mejor apoyo y asesoramiento lo encontrarás en CaixaBank Consumer Finance. ¡Estamos seguros de que juntos llevaremos tu negocio a lo más alto! Infórmate aquí


Descarga nuestra app