BLOG

Cinco consejos para enseñar a ahorrar dinero a los niños

Blog

Cinco consejos para enseñar a ahorrar dinero a los niños

Cinco consejos para enseñar a ahorrar dinero a los niños

De igual manera que enseñamos a los niños habilidades básicas para el desarrollo personal y social, como caminar, hablar, comer solos o vestirse… también es muy importante enseñarles hábitos financieros. Y es que valorar el dinero implica aprender a administrarlo.

De esta forma, y precisamente en esta época en la que la ‘vuelta al cole’ de los más pequeños supone un desembolso económico importante en el hogar, es recomendable que, de una manera adaptada a su edad, les expliquemos conceptos básicos relacionados con la economía con el fin de que aprendan a valorar lo que tienen, así como hábitos a la hora de ser previsores y tomar decisiones con responsabilidad.

La educación financiera tiene consecuencias muy positivas y les resultará muy últil de cara a su edad adulta, ya que, al contrario que otras materias y contenidos escolares, estos conceptos no se incluyen en la planificación educativa de los colegios.

Explicarles cómo se gana el dinero y cuánto esfuerzo supone les hará tomar conciencia de que no es posible tener todo lo que desean y que comprar algo requiere de un esfuerzo previo para conseguirlo. En este sentido, los padres deben convertirse en el mejor ejemplo a seguir, puesto que los más pequeños aprenden a través de la observación y la imitación.

Aquí os dejamos algunos consejos prácticos de ahorro para los más pequeños:
1. Asignarles una “paga” semanal o mensual será su primera experiencia con el dinero y el presupuesto personal y puede ser una buena oportunidad para iniciarles en el ámbito financiero de forma natural, ya que aprenderán a organizar su economía a pequeña escala de manera similar a lo que hacen sus padres con su sueldo para afrontar los gastos del hogar. La edad idónea para empezar a recibir una asignación económica suelen ser los 7 u 8 años.

2. Enseñarles la capacidad potencial del dinero y el valor de las cosas, aprendiendo que si eligen gastarlo en una cosa, estarán renunciando a otras. Esta herramienta será muy importante para que aprendan a gestionar su frustración cuando no sea posible ofrecerles todo lo que desean. También puede ser muy útil hacerlo mediante juegos: desde simular un supermercado en casa al clásico Monopoly.

3. Hacerles ver que conseguir dinero conlleva un trabajo previo, es decir, introducirles en la “cultura del esfuerzo”, ya que los niños tienden a pensar que el dinero es ilimitado o, simplemente, no se paran a pensar en ello. De ahí que la “paga” deba enfocarse como una recompensa por la realización de algunas tareas extras, más allá de las obligatorias, que, por supuesto, se deben valorar y reforzar, pero no con una “recompensa económica”, o de lo contrario, cada vez que les pidamos su colaboración ellos pedirán algo a cambio.

4. Hablarles de las ventajas del ahorro y lo importante que es contar con un colchón para imprevistos. Regalarles una hucha y fijar un objetivo que le motive, como por ejemplo comprar un juguete o un libro, es el método de aprendizaje más efectivo y les enseñará a ahorrar para conseguir algo que cuesta más dinero del que tienen. Paralelamente, además, les estaremos enseñando a dar, de alguna manera, los primeros pasos para valerse por sí mismos y ser autosuficientes, es decir, “vivir” con el dinero que se ganan.

5. Enseñarles a administrar el dinero con sentido común e inteligencia. Debemos evitar que gasten todos sus ahorros en cosas superfluas. Este aspecto, quizás sea lo más complicado, ya que los niños, por naturaleza, suelen ser caprichosos, pero es importante invitarles a reflexionar bien en qué gastarlo y enseñarles a planificar.

Finalmente, los padres siempre debemos ser referentes para ellos en este sentido, demostrándoles coherencia cuando decidamos qué paga les asignamos y cuándo la cobrarán, por ejemplo. Si nuestro hijo no ha sido previsor o ha “malgastado” la paga de una semana tendrá que esperar a la siguiente y aprender así que en próximas ocasiones deberá ser más cuidadoso con sus gastos.


Descarga nuestra app